Casi me cuesta escribir, por lo inverosímil que me resulta, que este piso en el exclusivo barrio londinense de Kensington sea una segunda residencia que solo se usa cuando sus propietarios, una pareja rusa, se desplazan a la ciudad. Atentos al perfil, que no puede ser más cliché ;), él, hombre de negocios; ella, bloguera de moda. Ay, en fin. Suerte tienen algunos. Antigüedades del lejano oriente, muebles y lámparas de diseño del XX, terciopelos y un aire glamuroso y chic que inunda cada estancia. Todos los detalles en este enlace

Fotos: Stephan Juillard · Interiorismo: Irakli Zaria Interiors